Esto es ridículo ¿Quién decide lo que tomamos?

Aldo Graziani (7)

Para algunos restaurantes no es importante la calidad del Vino:
«Pareciera que lo único importante es la utilidad».

Por Tulio Recomienda

¿Cómo es posible que sacrifiquen la experiencia del comensal, por unos pesos? Señores, no todo es dinero. El cliente debe poder elegir libremente; y libremente significa también: A un precio justo.

Alguna vez tuve un sueño: Conseguir y promover en nuestro país una serie de vinos de buen precio y gran carácter, para que Ustedes, mis amigos y lectores de estas líneas, tuvieran la oportunidad de acercarse a este mundo de manera honesta y real; pero no fue posible. Me aburrí antes de empezar, porque durante las primeras indagaciones descubrí algo que venía escuchando como queja recurrente de los importadores: «Aquí la pasión y la calidad poco importan. Lo que pesa es el factor dinero: la utilidad». Es por eso que casi nunca podemos tomarnos lo que realmente queremos, si no lo que nos toca. Para colmo, pagamos más de la cuenta. Algunos restaurantes tienen el descaro de valorar sus vinos hasta en un 300%. Conclusión: termina uno tomando el más barato, no el que se quiere. Me hago esta pregunta: ¿Quién decide lo que tomamos?, y la respondo de una vez: El Restaurante ¿Cómo es posible que sacrifiquen la experiencia del comensal? Señores, no todo es dinero. El cliente debe poder elegir libremente; Y LIBREMENTE significa también: A un precio justo.

Sigue leyendo