Esta sopita me «devolvió el alma,» eso diría mi mamá

41739891_1103972256422149_1962921309788700672_n

Una de las cosas más lindas, sabrosas y auténticas que tiene el restaurante Platillos Voladores en Cali, es esa identificación con lo propio, con los gustos, secretos y técnicas que empiezan en esta enorme patria de sabores… luego, en sus mesas, se sucede el más bello y dulce mestizaje. Sigue leyendo