¿Cortes importados a precios nacionales?

37310270_1049531078532934_6917396180007649280_n

Es uno de los sitios más sencillos que he visitado últimamente, ni siquiera tienen meseros: sólo el cocinero, una parrilla, una nevera y el dueño que se pasea entre las mesas con su enorme sonrisa y un montón de historias: qué era profesor, qué se hizo viajero, que se enamoró de las carnes y se volvió parrillero. Sigue leyendo