PANKA, un peruano del alma en Medellín

 

12974286_595393850613328_7598944894407122827_n

-Berenjena Batayaki ($15.000)-, anunció el chef mientras dejaba frente a mí un oloroso bulbo relleno con puré, salsa de mantequilla, champaña y mariscos ¿podrías imaginar una combinación de aromas y sabores más perfecta y delicada?

La parrilla había hecho lo suyo… la piel vino tinto había cedido apoderándose de los brillos del fuego. Empecé cortando la carnosa bolsa, me abrí al primer mordisco… hundí el tenedor en los firmes trocitos de pulpo, los unté en el cremoso puré y terminé con ellos en la Batayaki… la sorpresa, la emoción de un bocado que me movió a los primeros días de mi infancia (mi madre las servía rellenas de camarones y arroz). Apreté la liga de texturas, entre lengua y paladar, hasta soltar todas sus jugosidades: algo de Teriyaki, algo de Unagi (anguila)… luego el yodado y particular sabor de las Kombu (algas)… y al final, casi como suspiro, el alicorado dulzor del Mirim alzándolo todo: los mariscos, la carnosa planta, el fuego, el puré y la mantequilla!

Sigue leyendo