NO ES UNA CRÍTICA, ES UNA REFLEXIÓN!

Perdón ¿Todo cabe en una bolsa de domicilio? Quizás sí, quizás no. Hoy, debido a esta pandemia, los restaurantes se han visto en la necesidad de transformar sus experiencias “in situ” por un silencioso paquete de papel ¿tantos años de experiencias y sabores cabrán en esa bolsita? Quizás sí, quizás no.

Algunos restaurantes han igualado e incluso aumentado sus ventas porque desde el principio los domicilios fueron parte de su estructura empresarial. Por el contrario a muchos otros les ha tocado aprender sobre la marcha.

En este espacio hay cocinas que son “los reyes de la colina”: las pizzas en primer lugar seguidas por el pollo, las hamburguesas, los arroces y el sushi entre otros. Cocinas que hemos entendido desde siempre como buenas para solucionar. Ahora hay que mirarlas a ellas.

Lo más difícil de asimilar ha sido esto; porque del restaurante lo importante es la experiencia ¿y la comida? solo es una parte de esta. No voy a un restaurante solo a comer, voy a vivir un momento especial (eso involucra necesariamente una gran comida), de lo contrario comería en mi casa.

El reto es ¿cómo logro brindar una experiencia pero en una mesa lejana? No basta cocinar lo mismo y meterlo en una “chuspa” porque hay preparaciones que, aunque funcionan de maravilla en el restaurante, no hacen lo propio cuando viajan. He visto estos días grandes desastres y grandes aciertos.

Puedo decirle a algunos restaurantes de cocinas elaboradas que aprovechen, saquen platos sencillos de entender que respeten y demuestren su pericia culinaria; cambia el pato laqueado por unas costillas o un arroz sublime. Una de las mejores hamburguesas me la comí en un restaurante de alta cocina francesa en NY con todo y su estrella Michelin.

Ahora debemos cocinar para subsistir y continuar. Hay que llegarle rápido al comensal. Diseña o saca uno de tus platos y hazlo el mejor de la ciudad. Tendrás una larga lista queriéndote probar.

Más allá de la estructura, el concepto domicilio está asociado a la sencillez, a un plato sabroso, bien empacado, que nos asegure rapidez y llegue en su estado original.

Es verdad: NO TODO CABE EN UNA BOLSITA DE DOMICILIO.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.