TIENES que probar esto ¿El MEJOR plato de la ciudad?

70698008_1353528494799856_5421757317634850816_n-3

Lo de anoche en Bogotá fue divino. No resulta fácil explicar… por favor Tulio, es comida, y hablas sobre comida todo el día ¿como una comida te puede sobrepasar de esta manera? No lo se, no tengo explicación.

Fue como lo del crítico de Ratatouille ¿lo recuerdas? Un bocado y su pasado lo traspasó, lo llevó a sus mejores recuerdos: su madre, la mía, cortando largos trozos de sandía que ella adoraba y yo rechazaba (no me gustaba la sandía); pero anoche me la sirvieron como principal, la devore, la goce, la sentí como nunca la había sentido. Una cocinera fue capaz de juntar a mi madre y su recuerdo en una misma cucharada.

”Tira de Sandía a la leña rellena con ricotta de almendras, ajo, reducción de vino tinto y pesto de cilantro”. Corté la carnosa y pulpita tira con su saborcito a humo (que mas parecía un atún maguro), y lo rempate en el queso y en el vino. Probé y los ojos se me inyectaron, me entraron ganas de llorar: un plato delicioso, sin duda alguna, uno de los mejores, uno de los mas curiosos que he probado en mi extensa carrera de comelón; si me lo hubiesen servido en Alinea en Chicago, habría dicho: “solo el gran Grant Achatz es capaz de tal genialidad”, con vergüenza lo confieso; pero me lo había servido una jovencita en Bogotá.

La mire tratando de descifrarla, con tal profundidad y devoción que la hice sonrojar: “estoy seguro que vienes del futuro, nadie puede transformar y elevar los ingredientes de esta manera”, lo pensé, no lo dije, y termine el último bocadito como si fuera el último de verdad. Ella sonrió: “sí, creo que vengo del futuro” y se fue a la cocina por el siguiente plato ¿Como lo supo? Ay Dios.

Antes había probado sus carimañolas de yuca y arracacha rellenas de queso Paipa con su salsa de tomates y cardamomo, y su pan recién hechecito, y su burger de garbanzo ahumado en leña. Al final, su cheesecake de cubios. Cada mordisco me dolió en las entrañas: me dolió de gusto, de emoción y agitación.

En este pequeño y pijo lugar de Bogotá está la respuesta y el bocado eterno. Si por mi fuera, ya le plantaba una mención mundial.

Casa Lėlytė

tel: (320) 449-9488
Calle 64 no 3a-29
Bogotá


Deja un comentario