Esta sopita me «devolvió el alma,» eso diría mi mamá

41739891_1103972256422149_1962921309788700672_n

Una de las cosas más lindas, sabrosas y auténticas que tiene el restaurante Platillos Voladores en Cali, es esa identificación con lo propio, con los gustos, secretos y técnicas que empiezan en esta enorme patria de sabores… luego, en sus mesas, se sucede el más bello y dulce mestizaje.

Comí con el ojo aguao y el corazón en la mano, comí con gusto, con entrega, con profundo agradecimiento y emoción. Qué bueno que todos los cocineros jóvenes, los emprendedores, se echaran una pasadita por acá, entenderían lo que es de verdad: que uno se hace grande, exitoso y eterno cuando se prende de lo propio, cuando lo entiende, cuando lo ama, lo mezcla, lo funde, lo recrea, le da aire y lo lleva más allá.

Empecé con una “asofritada” sopa de camarones con coco, queso costeño y conchitas de pasta… una sola cucharada y quedé “sofrito”, o sofrito me quedó el corazón: pimienta, oreganón, achiote, cimarrón, cebolla, tomate, pimentón… y un lejano poleo entreverao (qué maravilla tanto mimo y tan delicado equilibrio)… “esta sopita me devolvió el alma al cuerpo”, diría mi mamá… de esos levanta muertos (o repara borrachitos), que sirven en las plazas de mercao (y a los que culpan también de la cantidad de pelaitos que corren descalzos por ahí, por todo el país… por afrodisiaco digo, nada más); bendita espesura, bendita calidez, bendita sabrosura! Dime Cali y te diré “sopa Baudó”.

Y requinté con un grueso filete de cherna embadurnado en una particular y brillante salsa de chontaduro, con el chontaduro y todo, y una mermelada de ajíes que iban alimentando el profundo yodo y las salinas fibras de aquel pescao que antes fue pez… perfecto corte, perfecta revolución: lo de la tierra, lo del mar en perfecta conjunción. Cosita extraña para quien no es de aquí… cosita deliciosa e inolvidable para quien no es de aquí… y ahí me fui yendo por un montón de sabores más, que de su carta, todo lo quisiera probar y repetir… y así lo haré!

Uno de los mejores restaurantes, no solo de Cali, de Colombia entera… y voy más allá, tan auténtico es, que Platillos en el mundo, no tiene par!

Restaurante Platillos Voladores

tel: (032) 668-7750
Av 3 norte no 7-19
Cali

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.