¿Caballitos de papaya? Un dulce muy típico de nuestras playas

36828593_1039291099556932_153804668655370240_n

Ella se llama Vicky. La conozco hace años. Es una tremenda cocinera, una de esas que todos los días cruza sus propias fronteras y sale con algo nuevo que, por nuevo, trae de sus recuerdos y te pone a resollar. Es costeña, claro está, tiene ese sabor que tiene la costeñidad.

Ayer estábamos en la finca y vio un palo de papaya. Se subió a un banquito, eligió y arrancó uno de los biches y medianos zepelines. Le cortó las puntas y le dejó botar la leche (lo deslechó). Al rato peló la fresca papaya, la lavó y la cortó en largas julianas.

En un caldero, a fuego alto, puso un pocillo de agua, media panela, 3 clavos y una astilla grande de canela, y luego echó las tiras de papaya… y esperó, revolviendo de cuando en vez, hasta que se redujo y se hizo tiruda y melcochuda a la vez! La llevó a fuego bajo hasta que no hubo líquido allí y, al final, sacó cucharadas de la papaya calada para dejarlas sobre hojitas de plátano.

-Caballitos, los que preparaba mi mamá en La Esperanza, por allá en Sincelejo hace años atrás-.

Agarré mi hojita y su extensa arropilla… jalé un pedacito, la gocé, la viajé hasta las playas de mi infancia… los mismos caballitos dulces y apretados que venden las palenqueras de mi tierra en sus palanganas de cabeza… al lado las cocadas, las alegrías y los enyucaos! Qué cosita más deliciosa y más sencilla de preparar… y la preparó ante mis ojos!!!

FÁCIL COCINA para los que NO COCINAN!!!


¿Quieres recibir las MEJORES recomendaciones? Descarga AHORA la APP “Tulio Recomienda” desde http://www.adianteapps.com/vogswe

Esta entrada tiene un comentario

  1. Hèctor Guillermo

    Tranquilo Tulio La humanidad,en general es Egoista.Envidiosa y desagradecida,no le pare bolas a nada y siga para adelante yo también tengo el lema de servir no espero que me lo agradezcan,pero sí que lo reconozcan.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.