Le mostré a mis hijos el restaurante de mi admiración

35634095_1019356541550388_2843227058136416256_n

Me nombras a Leonor Espinosa y me tiemblan las piernas, el corazón, el gusto y la razón… mi barriga sabe que es hora de una gran celebración.

Para demostrar mi devoción por esta maestra del caldero y el cucharón, ahorré unos buenos pesos y llevé a mis hijos a comer en “LEO”, su mítico restaurante en Bogotá; quería dejarles el recuerdo del restaurante que, para su papá, “el eterno recomendador”, siempre ha resultado ser “el de la mesa mayor”.

Sabrosos e inolvidables platos llegaban de todos los rincones del país: desde los altos bosques andinos hasta las tibias brisas del caribe; desde las húmedas selvas amazónicas hasta los desiertos, páramos y cordilleras; de mil lugares Leo extrajo los más interesantes sabores: había utilizado el país entero como su despensa personal.

Mientras otros cocinaban el sempiterno solomito y la misma pesca del día, esta heroína rebuscaba ingredientes en las entrañas de nuestra nación para interpretarlos con orgullo y gran fervor: envuelto de corvina con arroz titoté, pato de patio con arepa de maíz pelao, pan de achira con mantequilla de guasca, langostilla sobre hoja de limón mandarino, carne de babilla sobre ají negro de los huitoto; pirarucú, papas nativas, hormigas limoneras y albacoras preparadas con técnicas ancestrales en curiosas salsas y emulsiones, con delicados toques de frutas nativas, nuestras pero desconocidas: copoazú, chontaduro, aguaje y gulupa! Y ahí voy solo en una parte del menú (fueron 11 pasos).

Por un ladito, y con gran brillo, su hija Laura Hernández Espinosa, la sommelier, fue atizando nuestro recorrido a punta de las más curiosas “copas colombianas”… esto fue lo más irreverente, arriesgado y sorprendente que he visto últimamente ¿un maridaje colombiano?: fermentados artesanales de coca, “vinos” de mora, de café, de guayaba; cerveza de la sierra, masato, jumbalee de las islas y hasta un arrechón del pacífico hecho bombón de chocolate… y uno que otro vinito español pa’ completar el viaje!

Esta sonrisa que tengo hoy no me la van a borrar jamás, misma sonrisa que mis hijos se llevarán, estoy seguro, por muchos años más.

LEO de Leo Espinosa

tel: ‭(315) 396-1975‬
Calle 27b no 6-75
Pasaje Mompox
Bogotá


¿Quieres recibir las MEJORES recomendaciones? Descarga AHORA la APP “Tulio Recomienda” desde http://www.adianteapps.com/vogswe

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.