¿Un colombiano «comiéndose» MIAMI? Restaurantes recomendados en la ciudad del SOL

¿Una Plaza de Mercado Italiana?

casa tua cocina miami

Qué GRAN fiesta para los sentidos resultó Casa Tua Cucina en Miami, una alegre plaza de mercado especializada en productos, vinos y comidas de Italia, preparadas frente a ti, en cada una de sus fragantes estaciones: pastas recién hechecitas, auténticas pizzas en horno de piedra, ensaladas, anti pastos, pescados y enormes trozos de carne… algo como Eataly en Nueva York pero en su versión “Ciudad del Sol”… muy acogedor, muy sabroso!

Me senté en el bar y pedí una copa de Barbera. Con ella en la mano fui a la pizzería y encargué la especial de la noche: “Stracciatella e Pomodoro”, dije mientras señalaba la que entraba ahora en el horno (con todo y el acento italiano). Luego atravesé la plaza y elegí, de la vitrina, un marmoleado y brillante trozo RibEye Wagyú. Pagué y volví a mi puesto en el bar! Tenía una cita con la siguiente copa de vino ¿qué voy a elegir ahora?

Unos minutos más tarde llegaba el mesero, en su mano mi olorosa pizza, un colorado círculo pecoso de masa tibia y bordes abultados. Al centro, los tomates chafados, los cherry; el queso cremoso, deshecho en hilos, la burrata; el orégano y la albahaca! Tomé un triángulo, lo doble y fui dando mordiscos y continuos resoplidos! Deliciosa masa, turgente, jugosa y ahumada. Me la gocé con apetito infantil. Una delicia: una “vera” pizza italiana!

No iba en el primer cuarto cuando apareció el mesero y plantó frente a mi el segundo plato de la noche: el “RibEye Wagyu” que había pedido en el puesto de carnes: bendito trozo húmedo y oloroso… olía a parrilla y olía a caramelo: por los lados sus gruesos bordes habían sido achicharronados; por encima, las saladas marcas del hirviente hierro; por dentro (entreverado), los depósitos de grasa desleída, cremosa, hecha mantequilla: si amplías la foto verás las oleosas gotas sobre su dermis avellanada… un corte único, alicinante, de los más sabrosos que comí en este viaje a Miami, así como la experiencia, para ir y repetir!

Casa Tua Cucina

tel: (305) 755-0320
Queda en el piso 1 del Brickell City Center


¿El más ROMÁNTICO de Miami?

f3n7s9wqejh-28279891_95091866506

Miami me recibió con una nueva emoción: todo el mundo me hablaba de un romántico restaurante en el Design District: “se llama Mandolín y es delicioso”, me repetián una y otra vez… se lo escuché a Lina Hinestroza, se lo leí a las Sisterly Style y hasta recibí mensajes de los amigos de esta comunidad ¿a dónde va Vicente? a dónde va mi gente!

Así que apenas llegué reservé, casi que no, me tocó una mesa a eso de las 10.30pm del pasado martes. La lista de espera era enorme!

Atravesé el portón de una casona de Santorini, para alcanzar el nostálgico anochecer de un fresco patio interno. En el jardín las mesas, las velas, los pequeños árboles, el aire ambarino y sus aromas a oliva, a berenjena, a hummus, a yogurt fresco y a cordero.

Sí, mi vida se desaceleró! Tome el menú y empecé a pedir como un loquito: esto de aquí, esto de allá (igual era todo para compartir)… qué más da! Comamos hasta reventar! Aleja sonreía con dulzura: “dejen que el chiquito se lo goce”.

Pasamos felices del pan fresco en sus bolsitas de papel al pulpo grillado; del pulpo a las albóndigas y de allí a las costillas! Esa fue la propuesta inicial. Debo confesar que (aunque adoro las hamburguesas), no soy el más amigo de las albóndigas… pero… las de este restaurante, las KEFTE de sirloin reasadas, recrocantes y renegridas por fuera, se convirtieron en mi perdición! Las fui mordiendo con deseo, con intensa tibieza y concentración… mis dedos enjugados en su espaciada humedad: las bolitas desprendiéndose, el perejil, la menta, las cebollas picadas, el ajo y la pimienta. Jamás, y léase bien, jamás las podré olvidar ¿unas humildes albóndigas me harían regresar? Léase bien: volvería a Miami solo por ellas!

Luego me sirvieron las costillas de cordero: 4 colombinas pulpitas y jugosas, de sueltas carnes y profundo caramelo. Las tomé como un “picapiedras” y las liberé de un jalón. La sal, el hierro y el ácido limón! Y así, de a poquitos, con entrega y devoción, fui dando cuenta de una de las noches más especiales que he vivido en la ciudad del sol!

Mandolin

tel: (305) 576-6066
4312 NE 2nd Ave
Miami, FL


¿Una de las MEJORES Hamburguesas del Mundo?

27973803_946162398869803_2165311183465729052_n

Desde que llegué a Miami escuché sobre él: Nusr-Et Steak House, famoso por sus carnes y por el curioso estilo con que su creado: Nusret Gökçe, corta las carnes y pone la sal. Seguro has visto sus videos: el famoso Salt Bae.

Desde Dubái hasta Miami se dice que el hombre sirve la mejor parrilla (hasta Leonardo di Caprio come en sus restaurantes). Me asaltó una duda: ¿tendrá hamburguesa? todos hablan de sus carnes pero, de tener una Burger, podría ser uno de los mejores descubrimientos y, hasta ahora, no veo que nadie la haya reseñado!

Atravesé el elegante salón y me senté en una mesita para 2, fascinado, observando cómo en cada rincon se sucedía un show: los meseros movían estilizadamente las manos, los cuchillos y la sal igual que lo hace el Salt Bae! Abrí la carta y, efectivamente, había una Nusr-Et Burger de $30 US.

Unos minutos después llegó una gigantona, partida en 2, con serias marcas de parrilla por los costados: carne, pan, queso (lo habían golpeado todo sobre el fuego antes y después de cortarla). No era una albóndiga normal, era una brillante bola de purito Wagyu cortada a cuchillo (no molida), irregular, con trozos más grandes, con trozos más pequeños, mezcla de sirloin, tenderloin y ribeye, jugosa, gustosa, en el término ideal (medio), perfectamente cocida hasta el centro sin sacrificar su humedad ni la cremosa presencia de su grasita desleída.

El pan había sido vaciado (en parte), le habían retirado la mitad de la miga para encajar allí la carne y, aún así, su densidad y elasticidad no permitía grietas ni rupturas: hasta que me chupé los dedos hubo pan para agarrar y morder! Queso en el interior y unas cebollitas caramelizadas sobre la carne, nada más. La mordí y miré a todos lados extasiado, sentí como si el restaurante entero se hubiera puesto de pie para aplaudirme, la gloria, el sueño, el imposible de una hamburguesa tan sencilla como tan única, un mordisco que me llevaré por siempre en la boca y en el corazón!

“Lo sabía”, celebré emocionado, “su hamburguesa es reflejo de su delicada pericia parrillera… una de las mejores hamburguesas que he probado en el mundo”.

Nusr-Et Steakhouse Miami

tel: (305) 415-9990
999 Brickell Ave


¿Quieres recibir las MEJORES recomendaciones? Descarga AHORA la APP “Tulio Recomienda” desde http://www.adianteapps.com/vogswe


¿Un sabroso y ENORME Ramen? Oculto en las calles de Miami

29104272_963256103827099_8750337700516593664_n

Atravesé las “noren”, el par de cortinitas cortas que indicaban que la cocina estaba abierta y que estaban sirviendo Ramen caliente a esa hora. Desde fuera se alcanzaba a distinguir un pequeño y sofisticado entable, prácticamente oculto de las miradas de la calle. Tienes que saber que está allí o lo pasas de largo.

Al fondo, en las cocinas abiertas, los shokunin revelan uno de los más fragantes y especiados dashi (caldo), lo revuelven, lo condimentan y le confieren fuego con gran mística y ritualidad.

Tomé el enorme cuenco entre las manos. Levanté un enredo de fideos con los hashi, los sorbí con fuerza y sin pena. Creo que todos me voltearon a mirar con desespero; pero ni modo, el Ramen es ruidoso y “en el sorber está el placer”. Eso me enseñaron mis amigos japoneses y yo soy fiel a su ritual. No es sólo comer, es saber comer para disfrutar más.

Volví a meter la cara en el cuenco y ¡¡swuwp!!, chupé otra vez para obtener, del colaginoso y blanquecino caldo que se venía pegado a los fideos, los concentrados sabores de los huesos del pollo y del cerdo cocidos con intensidad, 18 horas para ser más exactos!

Luego el Char Siu, las sabrosas rueditas de tocino parrilladas, el más delgadito, ahumado y dulce chicharrón… lo fui combinando todo, lo mordí, lo gocé, lo volví a mojar una vez más. Al final levanté el cuenco para acabarlo a sorbos, aunque nunca lo acabé… qué experiencia más profunda y más deliciosa. Pronto volveré!

Momi Ramen

tel: (786) 391-2392 
5 SW 11th Street
Miami, Florida 33130


¿El Restaurante más Rápido de Miami?

27657922_945665692252807_8493900649568217977_n-2

Aunque me lo habían recomendado mucho no le tenía fe, el nombre me sonaba a “rápido y mexicano”, y esa combinación no me gusta! La aromática cocina mexicana es una de mis favoritas, pero es una de las más lastimadas del mundo! En todas partes te sirven “TexMex” y te cantan “Cielito Lindo” (creyendo que el que peca y reza empata).

Tacology, volvían y me repetían cada vez que preguntaba por algo sabroso, curioso y de buen precio que tuviera el toque de esta comida ancestral.

Por eso la sorpresa que me llevé al encontrarme un moderno entable, ambarino, dispuesto como plaza de mercado: estaciones de madera, perendengues y coloridas mesas desgastadas.

Es rápido y muy divertido. Hay meseros, sí, ellos te consienten y están pendientes de ti; pero el que te muestra el menú, te toma el pedido y al final te hace la cuenta es un IPad sobre la mesa (me encantó esta técnica). Te antojas, eliges con libertad y sin afán, tocas el botón para pedir y, en menos de 5 minutos, tienes tu comida servida y fresquita: “provechito mi güey”. Es rápido; el más rápido, pero no tiene nada de chafa… es bien autentico o “bien chido” dirían mis amigos chilangos!

Buen guacamole (con ají serrano), buenos totopos (recién fritaitos en casa), y buen Margarita, que se siente el tequila! Con eso empecé mi “noche de ronda”. Luego, un dúo de tacos de RibEye con chorizo y chicharrón en un oscuro y espeso mole. Divinos los taquitos, divino su calorcito nixtamalizado. Par de mordisco, un poquito de chile (de la caja betunera que tienen sobre las mesas), y se fueron tan rápido como llegaron: “te vas porque yo quiero que te vayas…” (sirven porciones para compartir), así que abrí la tableta otra vez, pinché una orden de “alambre” y, antes del segundo respiro, ya estaba disfrutando del humeante contenido de un pesado calderito: fajitas de carne con pimentones y cebollas. A su lado, 4 tortillas de harina envueltas en papel. Delicioso, enloquecedor… comí tanto que terminé con “el mal del puerco”… pero absolutamente feliz ¿aguas? ¿mande? que esto estuvo bien padre!!! “Tas” advertido si a Miami vas a venir!

Tacology

tel: (786) 347-5368
Brickell City Center
701 South Miami Ave


¿Perro de langosta?

lukes lobster miami

Así luce un auténtico Lobster Roll, el venerado Perrito de Langosta de Nueva Inglaterra que hoy se ha extendido por todo el mundo.

¿Uno de los mejores? un lugarcito llamado LUKE’S Lobster. Ya lo había conocido en Las Vegas y me lo volví a encontrar en Miami, en el Brickell City Center… se imaginarán, me di una buena dosis del original y gustoso empanado!

Al centro de un pancito tostado (por dentro y por fuera), meten unas muelas enteras de Langostas de Maine (contada entre las mejores del mundo), descaparazonadas con tal destreza que, aún después de cocidas, siguen conservando su firmeza, su forma y su color original. Luego las cubren con una mayonesa de secreta fórmula, de suaves picos limonudos y celosa cremosidad. Terminan el rollo con una mezcla de especias, pimienta y cebollitas trituradas por encima. Cosita deliciosa!!!

Además de eso, los amigos de Luke’s Lobster se la han apostado a la pesca consciente y sostenible, comprando directamente al pescador en Maine, buscando que sus Lobster Rolls se sirvan lo más frescos posibles en cualquier lugar donde los encuentres.

Luke’s Lobster

tel: (786) 837-7683
Brickell City Center Piso 3


¿Quieres recibir las MEJORES recomendaciones? Descarga AHORA la APP “Tulio Recomienda” desde http://www.adianteapps.com/vogswe


¿La REINA de Miami?

27750034_944889082330468_4511917842909305222_n

La GRAN BURGER de Miami me la encontré escondida en un sencillo localito a la entrada de Wynwood. Brinqué de la dicha porque, y aunque parezca mentira, no es muy fácil encontrar buenas artesanales en esta ciudad… paradójico, pues es el país de las hamburguesas.

Tiene su explicación, es tan turística que, las hamburgueserías industriales, las supuestamente económicas, se han convertido en “reinas de la pradera”… son rápidas y están en todas partes, así la gente come sin desviarse… es una tristeza; porque una buena BURGER paga cualquier viaje! El día que pruebes esta, te acordarás de mis palabras!

En el menú dice la: “Johnny Utah” de Kush BURGER ($15 US), una hamburguesa de culto, votada “mejor hamburguesa de Miami” en varias ocasiones. La preparan con carnes de pastura que traen desde el famoso Rancho Fort McCoy en el condado de Marion, Florida; por eso el equilibrio de su grasita entreverada, su jugosidad y su enorme sabor! Es pa’volverse loco de la dicha.

Unos 180g de carne molida, mezclada y amasada en casa; de boronas firmes, gustosas y suelticas. La albóndiga llega envuelta en una delgada costrica avellanada, cerrada a la perfeccción sobre la parrilla: crocante por fuera, húmeda y jugosa por dentro!

La sirven al medio de un par de pancitos rústicos y aguantadores, sellados al centro, por eso la divina y quebradiza dermis obscura y el sabor a pan ahumado que llega tras cada mordisco! Qué dulzura… qué bien sabe, qué bien se siente… sin duda una de las mejores burgers de este lado de la tierra.

Sobre la carne, pastrami (en vez de tocineta), sobre el pastrami queso… luego, todo lo demás: cebollas y tomates frescos, lechuga picada y salsa de la casa! La sirven con papas (las que tú elijas), o cole slaw. Obligatorio pedir una cerveza artesanal, porque además de las hamburguesas, las “birras” son especialidad del lugar. Yo pedí una de súper héroe: M.I.A. Beer Kaptain Kush… un espectáculo: amargo, dulce y fresco sorbo que jamás olvidaré!

Kush by LoKal

tel: (305) 576-4500
2003 N Miami Ave

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.