No es sexy… es ruidoso, húmedo y sabroso: Ramen

amen ramen

¡Amen Ramen! Fue la primera expresión que solté cuando conocí la ligera sopa de fideos que sirven los japoneses en todas las esquinas de su país… tallarines en tonkotsu: un concentrado potaje en el que reducen huesos de pollo y cerdo hasta estrujarles el colágeno y el sabor medular. ¿Te imaginas la delicia?. Al final alcanzan un gustoso caldo, rico en jengibre, en grasita, en sal y cebollita!

Me obsesioné cuando lo probé y más me obsesioné cuando aprendí a comerlo como todo un oriental. Sí, así es, comer bien ramen es una religión, un goce, es libertad y es un enorme placer! Lo busco en todas las ciudades a donde voy, se me convirtió en vicio y manía. Hoy terminé sentado en el mentado Amen Ramen de Bogotá… y me llevé una sabrosa sorpresa!

MI EXPERIENCIA:
Sobre la mesa, la oscura y olorosa sopa y sus otros preparijos: panza de cerdo, espinacas, huevos, aguacate y cilantro cimarrón. Empecé la danza… en una mano la cuchara en la otra los palillos… La cara fija mirando el cuenco, metido de cabeza sobre el plato… mi aliento haciendo ondas en el lento potaje!

Levanté unos pocos fideos con los hashi, los humedecí, los puse en mi boca y sorbí con los labios en pose de silbido, con fuerza, con brío, haciendo ruido, mucho ruido, sin pena, porque el ramen es ruidoso y churretoso… ni modo, no te vas a ver sexy comiendo algo así, no es el plato indicado para una primera cita… si lo haces bien, habrás chingleteado toda la mesa: tendrás caldo en los cachetes, en el mentón y la barbilla.

Fui combinándolo todo, mojando cada pieza en la brillosa sustancia, apurando el palillo, el sorbo y el char siu, la húmeda barbacoa, la panceta cremosa y rejugosa… elevando con rapidez la yema, la clara, los vegetales y tallarines para conservar el calor, la humedad y el sabor: chupé, aspiré, empapé y sorbí con tal emoción que el cuenco no fue suficiente… Al final, lo alcé con ambas manos y di cuenta de la sopa sobrante… despacito, a sorbitos… profundamente agradecido, profundamente feliz!

Volví a repetir… sí… comer así es un lujo y un placer, te llenas la panza mientras tú espíritu danza…


¿Quieres recibir las MEJORES recomendaciones? Descarga AHORA la APP «Tulio Recomienda» desde http://www.adianteapps.com/vogswe


Amen Ramen
tel: (031) 300-0207
Carrera 6 no 53-51
Bogotá

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.