Comer donde la Churris

 

El hermoso placer de comer donde «La Churris»

Una mujer luminosa, como su comida. Llena de tanta energía y pasión, que cada bocado que te brinda es gozo espiritual.

«Qué bebe tan hermoso que eres», así saluda a sus comensales quienes comen a su alrededor, sentados como súbditos, sobre latas, canecas y cajas de gaseosas.

-¿Qué sirve la Churris?
Le pregunto mientras la veo abrir una infinidad de ollas y baldes plásticos en donde reposan chicharrones, posta, arroz, ensalada, plátanos, carne asada, spaguetis y fríjoles.
-Platos con todo, de 1mil, 2mil, 3 y 5 mil, me responde con su amplia sonrisa.
-¿Y la olla grande del centro?
-Es sopita, mijo, para los que no tienen plata. Esa la regalo. Nadie se va sin comer de donde La Churris… Hermosa mujer!

Luego me mira y decide según mi cara y peso, cuánto me va a servir:
«Un plato de 3mil con todo, para usted mijo», y me entrega una enorme bandejita.

Pongo el tenedor de plástico con fríjoles y arroz en mi boca y se me arruga el alma: «Hace años no probaba algo así. Qué suave e increíble sabor». Nada menos podía salir de las manos de este ángel gastronomico llamado La Churris… y a 3mil pesos.

MALVINAS
Bloque 27 – Puerta 15
Central Mayorista, Medellín.

2 comentarios en “Comer donde la Churris

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.